Las infecciones contraídas en el hospital, también conocidas como infecciones nosocomiales, son infecciones que se han contraído durante la hospitalización o durante el tratamiento en un hospital u otra instalación clínica.

Las infecciones pueden propagarse, por ejemplo, a través del personal sanitario, por equipos contaminados, en la ropa de capa o por gotitas en el aire. Las infecciones contraídas en el hospital se clasifican como:

  • Infecciones exógenas: infecciones debidas a un patógeno en el entorno del paciente
  • Infecciones endógenas: pueden agruparse en infecciones primarias y secundarias. Las infecciones endógenas primarias son las causadas por patógenos de la propia flora del paciente. Si el patógeno se ha introducido en la flora del paciente y ha provocado una infección durante la administración de un tratamiento, se denomina infección endógena secundaria.

Los tipos más frecuentes de infecciones contraídas en el hospital son las infecciones de las vías urinarias, septicemia causada por catéteres venosos, neumonía e infecciones después de una intervención quirúrgica. En el caso de las infecciones gastrointestinales contraídas en el hospital, el Clostridium difficile es el patógeno más frecuente. Se sabe que todos los tipos de microorganismos, incluidas bacterias y hongos, pueden provocar infecciones asociadas al hospital que resultan difíciles de tratar, especialmente en caso de cepas resistentes a antibióticos, como el Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM).

Según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, Centers of Disease Control), al menos uno de cada 25 pacientes hospitalizados aproximadamente tiene una infección asociada a la atención sanitaria cada día. De acuerdo con una Encuesta de prevalencia de infecciones contraídas en el hospital, en 2011 se estimaron en aproximadamente 722 000 las infecciones contraídas en hospitales de cuidados intensivos en EE. UU. Además, 75 000 pacientes con infecciones contraídas en el hospital fallecieron durante la hospitalización. En Europa, se estima que dos tercios de las 25 000 muertes anuales están causadas por infecciones por bacterias gram-negativas.

Las razones principales que influyen en la aparición de infecciones contraídas en el hospital incluyen la edad y enfermedad de los pacientes, los conocimientos del personal sanitario sobre procedimientos higiénicos y de prevención de infecciones, así como la organización de los hospitales. Los protocolos de saneamiento incluyen, por ejemplo, esterilización del equipo, lavado de manos meticuloso, lavados con alcohol antes y después del contacto con cada paciente y uso más cuidadoso de los antibióticos. Los estudios han demostrado que las tasas de infecciones contraídas en el hospital de algunas infecciones pueden reducirse en más de un 70 % si el personal sanitario conoce los problemas con las infecciones y si se respetan los protocolos de saneamiento.

Otra información de interés

RIDA®QUICK Clostridium diff...
RIDA®QUICK Clostridium difficile GDH is an  immunochromatographic rapid test for the qualitative detection of Clostridium difficile-specific glutam...
RIDA®GENE Clostridium diffi...
For in vitro diagnostic use. RIDA®GENE Clostridium difficile is a real-time multiplex PCR for the direct, qualitative detection of Clostridium diff...
ridascreen-cryptosporidium-giardia-combi-easy-kit
RIDASCREEN® Norovirus 3rd G...
For in vitro diagnostic use. The RIDASCREEN® Norovirus 3rd Generation is a qualitative enzyme immunoassay (EIA) intended for the detection of selec...

Asistencia en relación con las infecciones contraídas en el hospital

¿Preguntas? Recurra a los conocimientos especializados de nuestro equipo. Le respaldamos a usted y su empresa en todas las fases del proceso analítico para garantizar su éxito

Start typing and press Enter to search